La casa de tus sueños – Primera parte

Quien diga que los sueños no se cumplen, es porque no ha puesto todas sus ganas y fuerzas en alcanzarlos. A veces nos cuesta años conseguir lo que anhelamos, pero lo acabamos teniendo y, todo el esfuerzo y tiempo pasado, merecen la pena. Miras atrás y recuerdas como fueron los inicios en el complicado camino, respiras hondo y sonríes, porque lo has logrado.

Vengo a contarte una historia real, de personas que soñaban con una nueva vivienda más acorde a sus nuevas necesidades. Soñaban con la casa de sus sueños y, para lograrlo, depositaron su confianza en los expertos.

No siempre tienes que emprender el camino tu solo, puedes pedir una mano amiga que te acompañe y ayude a levantarte en los baches.

Todo comienza en el distrito de Hortaleza (Madrid). El tiempo no pasa en balde para nadie, y tampoco para nuestros amigos Esperanza y Manolo, que llevan tras sus espaldas 80 años de vivezas. Han vivido en su infancia una guerra y las consecuencias de esta, han sido partícipes de muchos cambios y han construido su vida en torno al barrio que les vio crecer.

Para ellos no es fácil tener que renunciar a su piso de toda la vida. En él han visto nacer a sus hijos y corretear a sus nietos, han cumplido todos sus sueños dentro de esas paredes. Pero ahora necesitan cumplir otro nuevo.

Los perjudicados huesos de Manolo, fruto del paso de los años y su entrega al trabajo, le impiden subir las escaleras que conforman su triplex ubicado en la calle Mar de Bering. Razón más que suficiente para que su hija, Encarna, se ponga manos a la obra a buscar un piso a la venta en Hortaleza por el bienestar de sus padres.

Sabe que es una tarea difícil para ella sola y prefiere contar con la ayuda de nuestros profesionales. Encarna y sus padres necesitan esa casa de sus sueños, y tienen claro como quieren que sea. Ante todo, no quieren irse del barrio que ha sido testigo de su niñez, adolescencia, juventud y madurez. Por otra parte, necesitan un piso amplio, de cuatro habitaciones y dos baños.

Encarna conoce cómo esta el mercado inmobiliario por el barrio y sabe que, si quiere optar por un piso de tales características, debe vender el suyo por un alto precio. Un valor que ella calcula que rondaría los 365.000€.

Nuestros expertos, Gastón Robes y Manuel Acosta, dan a Encarna el valor real de tasación de la vivienda. Este se encuentra 55.000€ por debajo del precio que la primogénita de Esperanza y Manolo consideraba.

Y es que, para cumplir nuestros sueños, no caminamos por un jardín de rosas. Se trata más bien de una carrera de obstáculos y, el primero de ellos, ha sido este. A Encarna le parece poco dinero por su piso de toda la vida. Es una persona positiva y alegre y, sabe que, si consiguen superar todas esas dificultades, y alcanzar la meta, lograrán tener la casa de sus sueños. Es consciente de que no está sola y que puede contar con Gastón y Manuel en cada momento, ellos no la van a defraudar.

Finalmente el matrimonio accede a ofertar su inmueble por ese valor y esperar a ver cómo evoluciona.

Ahora toca salir a buscar su nuevo piso con los requisitos que la familia pedía. Nuestros agentes tienen claro lo que buscan y no cesarán hasta encontrarlo.

Amanece un nuevo día en el barrio, Manolo y Esperanza preparan sus desayunos y se sientan a ver un rato los programas de cotilleo matutinos. A Manolo esos temas le aburren y decide ponerse a hacer los crucigramas que tanto le gustan y avivan su mente. Cuando el matrimonio menos se lo espera, suena el teléfono, es Manuel. ¿Traerá buenas noticias o habrá surgido algún problema en la búsqueda de la casa de sus sueños?

Continuará…

 

La casa de tus sueños – Primera parte
5 (100%) 2 votes

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.